dimecres, 31 d’octubre de 2012

LA FAMILIA TRAPP


Va llegando la castañada, el frío y los panellets.
Viene mi hermano con todos mis sobrinos a ver a la mami, pasamos una tarde super agustito.
Nos medimos la altura, las espaldas, las caderas y nos vamos comparando. Mi sobrino me chorra las corrientes y hace una sesión de gimnasio en casa.

Que chulo era cuando iba creciendo y mi padre salía con la biblia para plantármela en la cabeza y medir cuanto había crecido. Luego pedía que mi madre saliera con el metro de costurera para ver cuanto me acercaba a las medidas 90-60-90, esas que se pusieron de moda en la época de Claudia Schiffer, el 60 nunca apareció, los panallets pudieron más.

Fué una tarde como podría ser un día navideño, de estos en los que comes y pasas toda la tarde haciendo cualquier cosa, mirando vídeos, hablando, peleando, midiéndonos y arreglando ruedas. Como cualquier familia.





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada