dissabte, 20 d’octubre de 2012

CENTRALITA


Ahora paro mucho por casa de mis madres, para acompañar y ayudar en lo que se pueda, si más no vivir juntos y mimarnos, tal como hemos vivido mis tantas operaciones.

La casa es una centralita, lo mejor, es oír la sintonía de la guerra de las galaxias como melodía telefónica cada x tiempo, cuando la oí por primera vez me reí muchísimo, además supongo que fue porque les gustó, ya que no tienen ni idea de su origen.

La gente llama para saber como está, otra gente no llama por no molestar o hacerse pesados. La gente pregunta, ofrece su ayuda o no aguantan y se ponen a llorar.  Tú como estás dentro de un círculo de pasos y tratamientos, en ese momento eres fría y sabes como animar y consolar, es fuertísimo, somos tan fuertes... pese a que algún día la gota del vaso se desborda y tienes que sacar todo lo que estás viviendo en el día a día.

Como en tantas casas uno mira la tele, otra contesta al teléfono y la hija se hace corrientes.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada