dimecres, 22 d’agost de 2012

MILONGA


Florentina, la chica Griega, nueva en Viladomat House,  es una freaky del tango, tal como yo de la capoeira. Estas aficiones que te llegan, te hacen sentir y acaban formando parte de tí. De las que quieres saber más y mas, conocer sus orígenes, su música, los grandes maestros y practicarla para que todos los poros de tu cuerpo se sientan vivos.

Es curiosísimo el mundo del tango que hay en Barcelona, hay milongas casi todos lo días en diferentes lugares de la ciudad.

Estamos en casa y vemos a Florentía que se pone guapa y nos dice "Me voy a la milonga de Plaza España", y así varios días. Tenía ganas de ver como era una milonga, así que un día que los astros se pusieron en fila, coincidía que tenía tiempo libre y me fuí a la milonga del Maremagnum.

El tango siempre me ha encantado, es un baile sensual, con caracter y con mucho sentimiento. Flipé viendo como cogían el pié de la chica y lo arrastraban para seguir bailando. En capoeira sería un rastrera para tirar al suelo a la otra persona.

Como en todos los bailes y culturas tradicionales, evolucionan en música con nuevos estilos, en pasos y formas... pero los roles entre hombre y mujer siguen igual que hace cincuenta años, aunque la sociedad no sea la misma. Un punto que me revela y me hace rabiar. Podemos ver una señal en las fotos que hice, donde las chicas se ponen su zapatos de tango (la gran mayoría de veces con taconazo destrozapies) y los chicos no se dignan ni a ponerse unos zapatos para ir a la milonga y se presentan con bambas (zapatillas de deporte). Hay uno con zapatos, pero os puedo asegurar que era el único.






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada