dimecres, 22 d’agost de 2012

ASIMILANDO NOTICIAS



La vida es dura, pero solo depende de nosotros llorarla o reirla.

Tenía recados y papeleos el día en que mi madre fué a la cirujana para saber los resultados, fueron mi padre y mi hermano con ella, yo estaba pendiente del teléfono y como no me llamaban, me esperaba lo peor. Así que llamé para que me dijeran las novedades, se puso mi padre, estaban en el metro, la doctora les dijo que tenía cancer en el estómago, hígado y pulmón. El siguiente paso era ir a la oncóloga para ver saber el tratamiento a seguir.


Cuando supe la noticia, pensé en lo peor, lloré y pataleé, el mundo era una película a mi alrededor, estaba como ida. Así me pasé todo el día hasta que fuí a mi clase de capoeira, llegué llorando, pero cuando empecé a cantar y a tocar, desconecté y empecé a descargar, en esos momentos me acuerdo cuando Montanha me decía que yo necesito de la Capoeira para mi equilibrio.

Al acabar la clase, hablé con Ángela, una chica de capoeira, ella lo había pasado muy mal con su madre, me explicaba que al final, lo mejor es disfrutar el día a día, lo bueno o lo malo pasará, eso siempre me quedará y posiblemente gracias al cancer pueda vivir y disfrutarla como nunca lo hubiera hecho.

En cada una de mis operaciones he crecido y me he acercado más a mi misma, gracias a ellas soy como soy, son parte de mi vida, de mi história y de mi ser. Creo que ahora, es un acercamiento conjunto, familiar, duro, pero que gracias a esto, estoy empezando a sentir y a descubrir a mi madre, mi hermano y aunque con mi padre es más difícil, me encanta ver como se relaja cuando le doy una caricia o un beso.



8 comentaris:

  1. Como te ha dicho Ángela, vive el presente como si no hubiera futuro. Las desgracias, vamos a llamarlas así, si tienen solución podemos olvidarnos de ellas y si no la tienen mejor olvidarnos también para que no nos hundan.

    La noticia sienta como una paliza, como un atropello. La mente no puede asimilar tanto dolor de golpe y tu cuerpo se resiente, pero después te vas rehaciendo y puedes asimilar que lo que ha pasado no puedes cambiarlo y empiezas una nueva cotidianidad.

    Adelante.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Mil gracias Ramón por tu comentario,
      A la mente le es difícil asimilar este tipo de cosas, però no se de que estamos hechos que al final lo asimila, encontramos el equilibrio en una nueva cotidianidad y tiramos para adelante.
      Mercis ;-)

      Elimina
  2. Es muy duro aceptarlo y asimilarlo pero sobre todo disfruta cada minuto que pases con ella porque esos recuerdos siempre estarán contigo. Un beso y mucho animo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Merci Ángeles,
      De eso estoy segura, voy a disfrutar, ayudarle y luchar con ella cada minuto que pueda.
      Besos

      Elimina
  3. Cristina en puc imaginar com et sens, he viscut una experiència com la teva amb el meu pare, una amiga en va encoratjar, en aquells moments dien-me que som mes forts del que ens imaginem i tenia raho, vaig seguir els consells d'amics i família, vaig viure cada minut i cada segon la presencia del meu pare, sense que ell en fos conscient, pero donan-l'hi tot la meva estimació que en realitat es el que mes necessiten "els dos".
    Sàpigues que en els moments febles, si t'es necessari en tens al teu costat.
    Un peto
    Josep Maria

    ResponElimina
    Respostes
    1. Mil mercis Josep Maria,
      Això faré viure tot el que pugui, cada moment i ajudar-li a lluitar i viure el cancer. Es una crack, segur que ho viurá amb totes les seves forces.
      Ja us cridaré pq m'ajudeu,
      Petons

      Elimina
  4. Ya lo siento Cris, Angela tiene razon, disfruta del dia a dia, y no lo deges escapar.
    Un beso muy grande
    Harkaitz

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias Olsen,
      A ver si te vienes un día y disfrutamos de un día de risas, comida, beber y dardos...
      Te esperamos en BCN, con la Kali y todo.
      Besotes y no lo dejaré escapar,
      Cristina

      Elimina