dilluns, 13 d’agost de 2012

BAJADA DE ANDRÓMINAS


De pequeñita había un día estrella en las fiestas de Can Bou, el día en que todos nos disfrázabamos e íbamos por la "rua" donde había un toro gigante o así lo recuerdo, aunque cuando lo veo en la actualidad y busco en mis recuerdos, creo que lo tenía superdimensionado, siempre me dió miedo.
Ahora sigue habiendo "rua", pero con menos gente y más cómodos, subidos en un tractor, yo más perra que no consigo despegarme de las sábanas después del viernes.

Pero hay una novedad el domingo que no me pierdo, creo que ahora sería el punto álgido de las fiestas de Can Bou para niños, bueno y para los padres.

La bajada de andróminas, donde padres e hijos se curran sus ferrarys, autobuses, coches, tanques para bajar una cuesta casi plana no muy rápido pero con una sonrisa y un orgullo de oreja a oreja.

Hasta me gustaría tener otra vez sobrinos pequeños para currarme una andrómina, asignatura pendiente, habré de agenciarme algún niño de alguna amiga para tener la excusa.







Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada