divendres, 24 d’agost de 2012

ADIÓS AL BALANCEO


Tarde de playa... justo dos días antes había defendido la playa de Barcelona en mis clases de inglés y me encuentro con la playa más sucia que había visto en mucho tiempo, muchísima gente, muchos niños corriendo, bandera amarilla por medusas... No me baño, ni camino por la orilla y una paloma se acerca a mí.

Había dicho de ir a la Marbella, porque hace unos días en el cumpleaños de Mar se estubo muy bien, pero no hay duda que el mejor trozo de playa de la ciudad es la zona nudista de la Barceloneta, traquila, con menos gente, no hay niños, no tengo nada en contra de ellos pero en la playa los prefiero lejos, es como un pequeño oasis dentro de la marabunda.

Igualmente fué un muy buen día, con buena compañía, un ratito de playa y para el chiringuito. Después de una cervecita, un paseo por el paseo, donde noto un cambio muy importante en mi caminar, por primera vez empiezo a poner todo el peso de mi cuerpo en la pierna operada y así no subo la cadera y dejo de balancearme al caminar.

Sin dudarlo ¡Un gran día!



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada