divendres, 31 d’agost de 2012

DE PRUEBAS


Vamos al hospital de San Pau a acompañar a mi madre a una prueba, desde que le detectaron el cáncer, a mediados de julio, solo le han hecho pruebas para saber exactamente como está y que tratamiento le pueden poner. Esto por un lado es desesperante, porque la primera vez que le dijeron que tenía cáncer el doctor dijo que era urgente operar, por otro lado da confianza porque miran todo para estar seguros y poner el tratamiento correcto.

La prueba de hoy es para saber si en el pulmón tiene cáncer o una infección. Cuando salió de la prueba nos dijeron que fuéramos a acompañarla y nos la encontramos en este pasillo inmenso con esta carita de "que malita estoy y que daño me han hecho". Daban unas ganas de achucharla y decirle "tranquila mami, ya nos tienes aquí". Cuantas veces me ha visto ella con esa carita y sus mimos y caricias han hecho que me sienta acompañada y sin miedo.

Después de un ratito, algún beso, algún achuchón y alguna broma conseguimos hacerle reír.  Seguía encontrándose como el culo, pero estaba con sus niños disfrutando de un cariño y una compañía impagable.





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada