dilluns, 19 de novembre de 2012

EL SAN PANCRACIO


Historias de pelu, cuantas cosas se oyen y se disfrutan en la peluquería. Es uno de los espacios donde el surrealismo y las historias se multiplican. Porque no me gusta peinar, porque nunca me ha llamado la atención cortar el pelo sino es por necesidad, ni poner guapo a nadie, sino es a mí para verme mejor, pero por estar ahí escuchando y disfrutando de las historias, me haría peluquera .

Hoy me quedo con la historia del San Pancracio, en mi pelu podemos encontrar un San Pancracio escondido entre el potus, en el escaparate, vigilando y ayudando a los despistados paseantes. Acabó aquí por la madre de la Montse (mi peluquera) para poner la pequeña figurita de una forma desapercibida para su hija. Me hubiera encantado poder ver la cara de Montse al encontrarse el San Pancracio cuando regaba el potus. Desde que conozco su posición, cada vez que paso he de mirarlo y hacerle un guiño de complicidad.

La foto del calendario es en los secadores vintage que complementan las conversaciones almodovianas que allí se escuchan. Si alguien se está dando cuenta, no consigo pasarme al mes de noviembre, es como si desde mi cumpleaños el tiempo no pase, octubre se ha  quedado atrapado en el calendario.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada