dissabte, 8 de setembre de 2012

RAÚL NO KEVIN


Cumpleaños de mi sobrino, cumple sus diecisiete años. Llegamos a su fiesta y tenemos que esperarlo porque se ha ido a patinar al forum con esos monopatines gigantes.

¡Que grande es ya! Aún recuerdo el día que nació, cuando hicimos un sorteo entre contracciones para saber su nombre, ¡menos mal que no salió Kevin!



Ahora que crece y va siendo más consciente de las cosas, me doy cuenta que además de quererlo por ser mi sobrino, me cae bien. Es súper inteligente, tiene un humor muy ácido, busca e investiga para encontrar cosas curiosas e interesantes. Hablas con el y siempre te enseña cosas. Va un poco de listillo, pero es la edad, esa edad en que descubres que sabes cosas nuevas y formas gran parte de tu personalidad. Me alegra tenerlo cerca de mi.

Ese día, saqué unas fotos de mis niñas besuqueando a sus yayos, tienen un poder de alegría y fuerza para ellos que no se pueden imaginar. Cuando les dan besos, veo en la mirada de mis padres una alegría y una vida que me encanta ver. Espero que exploten esa habilidad para hacerlos muy felices, darles muchas fuerzas y que encuentren momentos entre sus petadas agendas de adolescentes supersociales para poder darles muchos besos y mucho cariño.

!Como quiero a los míos¡
No hay foto de mi tete, pero lo sacaré otro día.
Con los míos soy una loba, que nadie me los toque porque podrían conocer a una Cristina que no les gustaría mucho.







Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada