dissabte, 8 de setembre de 2012

OTRO JARRO DE AGUA FRÍA


Un día duro, vamos al Hospital de San Pau, mi madre tiene análisis a las siete de la mañana, después tiene la oncóloga a las doce. Vamos en metro, ahora te deja dentro del hospital.
Al ver que en el papel de la cita médica pone tratamiento y al hablar con unos vecinos de la Sagrera que están allí por otro cáncer nos montamos la teoría que el análisis es para poder empezar el tratamiento de quimioterapia hoy mismo.


Para los análisis hay una gran sala en las que van llamando por números y hora, allá vemos a varias personas que están en tratamiento, choca ver a la gente con pañuelos y oxígenos, los miras de reojo para ver como están, piensas en ello.

Cuando acabamos los análisis, nos pegamos el desayuno de regalo y vamos a pasear para pasar el rato, son las cosas buenas de un cáncer, te unen para dar un paseo y estar con los tuyos, estos momentos quizás no estaríamos disfrutando.


Entramos en la Oncóloga, nos dice que lo del pulmón ha dado negativo y parece que no es cáncer, pero que no puede empezar el tratamiento, porque entonces puede ser una infección, si empezara la quimioterapia podría reproducirse por todo el cuerpo.

En la prueba que el hicieron el otro día, han sacado un cultivo, hemos de esperar seis semanas, acortando cinco, para ver si la infección sale.  Así que si no hay ninguna novedad del cultivo, empezaremos la quimio por el 27 de septiembre. También explicó que el cáncer del hígado es metástasis del estómago, con lo que no operarán, solo harán quimio para crontrolar la enfermedad.

Eso nos cae como un jarro de agua fría del que me cuesta algún día recuperarme. Pero una vez asimilada la información seguiré pensando en el día a día y en ir luchando por el presente. A veces te sorprendes a tí misma, es duro, pero estoy aprendiendo mucho de mi misma y de mi madre, somos mucho más fuertes y luchadoras de lo que imaginaba.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada