dimecres, 18 d’abril de 2012

MONA MINAIRONA


¡El gran día de la mona!
Como me gusta este día desde que tengo mi ahijada Ruth que me la pide cada año, no se si por hacer la pelota, por joder a sus hermanos o porque realmente le hace ilusión, pero a mi, ¡me encanta!

Explicación para los de fuera de Catalunya:
El día de la mona se celebra el lunes de Pascua Florida, en este día se regala un pastel de chocolate a tu ahijado. Hay algunas muy bonitas, casi esculturas de chocolate, cuestan un pastón.
La mía siempre artesana, hecha con cariño, aunque este año... no ganaría un concurso de belleza.
El encuadre cerrado no es casual, sino que, aparte de que no se entendía lo que escribí con mini lacasitos, cuando llegó a la mesa ya no estaba entera...no mencionaré a las culpables.
De sabor, super buena...no esplicaré mi truco, jajaja.


Este año iba dedicada a los Minairons, unos personajillos que salen de una leyenda del Pallars Subirá. Hace unos años descubrí unos textos que hablaban sobre ellos, me obsesioné y leí muchas historias de estos graciosos personajes. A partir de ahí, explicaba historias inventadas a mis sobrinas y sobrino, siempre con la característica que sus protagonistas tenían un "canut d'agullas" (canutillo de agujas) con Minairons.


Con la mona, no me ayudaron los minairons. ¡Así quedó!
Según dice la leyenda la gente rica del Pallars tenía un "canut d'agullas" llena de Minairons.
Cuando abrían el "canut d'agullas", salían los Minairons volando y se quedaban alrededor de su dueño repitiendo tres veces esta frase:

"Que direm, que farem" (que diremos, que haremos)

Si el dueño no le daba una función, los Minairons le pegaban hasta matarlo, pero si les daba una, se ponían manos a la obra para obedecer la orden de su dueño.
Una vez acabada, volvían alrededor del dueño diciendo tres veces:

"Que direm, que farem"

Y dentro de esta base, hay miles de historias muy chulas, sobre gente que poseyó o posee un "canut d'agulles" con Minairons.


Si ahora tubiera un "canut de agulles",  creo que lo abriría y les pediría que me masajearan todos los puntos de mi cuerpo, las muletas y la cojera hacen que desees los masajes, recolocaciones, esterillas y bañitos como el aire que respiras, les pediría que me doblarán con cuidado un ratito la pierna, los metería en el canut esperando necesitarlos para trasladar cosas y seguiría disfrutando hasta necesitarlos otra vez.

¡VIVA ELS MINAIRONS Y SUS MAGNÍFICAS HISTORIAS!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada