dimarts, 24 d’abril de 2012

HOTPOT


Ya os comenté que tenía ganas de ir al Hotpot de l'Olla de Sichuan , por fín fuí y cumplió espectativas.
Las mesas tienen vitrocerámica en medio, hay mesas redondas grandes para ocho personas, de cuatro y otras más pequeñas de dos.
Nada más llegar te traen diferentes refrescos, para elegir qué quieres beber. Yo pedí un té verde frío, me dió miedo arriesgarme más.


Después aparece "el carro", el gran carro, lo ponen al lado de la mesa con toda la comida. Verduras, pescados, carnes y cosas raras para descubrir.
Eliges los dos caldos que quieres, pueden ser de carnes, pescados, mariscos, verduras, picantes, no picantes...


Vas al bufet a elegir salsas y cosas para acompañar.
¡Yo estaba nerviosa y todo! tenía tantas ganas de probarlo...
La olla se pone en acción, el caldo hierbe en el recipiente, vas echando lo que te apetece tipo fondue.


Ahora solo queda disfrutar, pescar con los palillos, descubrir sabores, con tranquilidad y buena compañía. Estubimos dos horas y pico comiendo.


Si alguien va que me avise, si cuadra le acompañaré con mucho gusto.

3 comentaris:

  1. Creo que deberíamos formar grupos de ocho e ir llevándolos al hotpot, para que lo pueda probar todo el mundo.
    Claro está que tú y yo nos sacrificaríamos para acompañarlos, no? Todo por los amigos.

    Olga.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si nos hemos de sacrificar, lo haremos por la salvación

      Elimina
  2. Ummm!!! Cierto, todo estaba muy bueno!!!!
    Cuando quieras repetimos ;-)

    Sonia

    ResponElimina