dijous, 22 de març de 2012

TETRIX



Cuantas horas me pasé jugando al Tétrix, ir por la calle encajando ladrillos, eles y cuadrados, al final todo es encajar y parchear, si una ficha cae mal, se lía tan gorda que se ha de volver a empezar. Tal como en la vida vamos poniendo piezas, se intenta parchear antes de que se llegue al límite,  es importante la ayuda extra y si aún así es imposible, no queda otra que seguir empezando.

Yo después de un parche más, estoy empezando otra vez. Suerte que tengo bonus extras familiares y coleguiles para volver a puntuar con muchas lineas. 


Para seguir alineando, todo es ir a médicos, recuperaciones y mantener una paciencia que se va acabando. Mi padre de chofer, mi madre de dama de compañía y yo intentando seguir, agradeciendo la ayuda pero añorando la libertad. Un equilibrio difícil pero necesario para seguir.





4 comentaris:

  1. Me ha encantado la comparación entre la vida y el tetris!!!
    A seguir encajando piezas como campeonas!!

    Olga.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jejeje...mucho vicio es lo que te ha encantado!!! Jugadora empedernida!!!

      Elimina
  2. Parece que ha pasado algo en el ordenador (no sé el que )y me deja hacer algunas cosas que antes no podía, así que a poner algún comentario. Me encanta la forma de expresarte que tienes al escribir podrías intentar hacer algún libro, he disfrutado leyendo algunos de los parágrafos que has hecho sobre todo la manera que tienes de enfocar las cosas. Espero verte el lunes en el curso del José. Y sigue con ese ánimo.

    ResponElimina
  3. Mil gracias!!!
    Ánima leer estas cosas, pq hay días que es difícil buscar el momento, estructurarlo, pensarlo o tener ánimos
    Besos,

    Cristina

    ResponElimina