dimarts, 13 de març de 2012

ÁRNICA Y ROSA MOSQUETA


Ayer la fisio se reía, cuando le comenté que me hacía friegas con árnica (por cierto muy aconsejable). 
Me decía: - Te imagino con tu toalla, el árnica, la rosa mosqueta... hoy al ver esta imagen que hice hace una semana, con toda mi "paradeta", me moría de la risa.

Sí, mi pierna no ha sido tan cuidada, ni masajeada en su vida. Es la niña mimada del cuerpo, así, que ya se puede portar bien. Aunque pobrecita está recibiendo unas sesiones de ejercicios y "redobladas", que la dejaré quejarse de vez en cuando.


Sesión de recuperación en clase de capoeira, mientras la gente entrena.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada