divendres, 30 de març de 2012

PASO GATUNO

Kira, la gata de mi hemano. Muy mona y con muy mala leche.

Lástima que soy alérgica a los gatos, porque me encantan.
Su elegancia, su inteligencia, su disfrute y el saber buscar sus propios placeres. Son unos animalillos increibles, cuantas cosas he de aprender de ellos.
Me encanta ver como pisan, no aplastan el suelo, se funden en el, como quien nada bien y no le pega al agua en cada brazada. Seguro que sus articulaciones no sufren como las nuestras.

 Y sus gusteras, mmmm sus gusteras dan mucha envidia.


Aunque siendo realistas, al gato doméstico, no paran de acariciarlo y estimularle los puntos nerviosos y gusteros, cada uno de nosotros hemos de esperar el momento propio de caricias y no cualquiera que pase y te acaricie un ratillo porque si, para derte un rato de gustera.
Es una pena haber perdido nuestro instinto animal por vivir en sociedad, pudiendo tenerlo todo.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada