dimecres, 28 de març de 2012

RECALÇOTADA



Como los calçots me sientan super bien y escucho al cuerpo que da gusto.
¡dos calçotadas en un fin de semana! aún así, el sabado prometí no comer un calçot en mi vida.


 Pero empecé a verlos así de bonitos, todos preparados por manos expertas calçoteras.


Empecé a olerlos. Mi salivada empezaba y no había vuelta atrás.
Así que rechacé mis malos recuerdos y me dispuse a disfrutar de la calçotada antes de que las cebolletas llamadas calçots hicieran de las suyas en mis intestinos.
Como estoy coja y no soy de mucha ayuda, puedo hacer fotos sin sentirme mal. 











Después de una buena calçotada nada mejor que un café y un pacharán para redondear el día.
¡Viva la temporada de calçots!



3 comentaris:

  1. Mmmmm...!! Viendo estas fotos me han entrado ganas de más calçotada!! Estamos a tiempo aun? Esperar un año me da un paaalooooooo...!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. mmmm.... Habremos de mirar si cuadran agendas y si aún queda temporada

      Elimina