dimecres, 13 de juny de 2012

AQUAGYM


Hace unos años iba al gimnasio con mi madre, mi tía. Adelina y Carmen, quedábamos abajo de casa a las 7:00 e íbamos a hacer cada una nuestras clases o máquinas.

Ahora he encontrado una tarifa muy buena entrando antes de las 7:45 o después de las 21:00, así que me he vuelto a apuntar y vuelvo a mis orígenes.

En este momento de la recuperación, he empezado con el aquagym, el agua es lo mejor que va para la recuperación, cuando el tobillo, empecé a meterme en el agua en cuanto pude, era veranito, así que fuí a la torre y hacía intensivo de ejercicios acuáticos.

Esta vez, la sensación de la pierna en el agua es muy rara. Cuando hago bicicleta me cruje bastante y la noto como una rodilla ajena, tal como cuando te tocas una cicatriz. Pero el resultado de hacer ejercicios en el agua es muy bueno, estoy fortaleciendo todo lo que había perdido en todo el cuerpo y mi pierna coje confianza, se mueve y cada vez va respodiendo mejor.

Es curioso, porque dentro del agua pese a estas sensaciones raras, noto que controlo muchísimo más la pierna derecha (la operada), que la izquierda (la del tobillo con artrodesis). Lo que no se es si por ser diestra o por el tobillo. Estoy trabajando ese control, para que fuera del agua también mejore.

Al acabar, me recreo con mi desayuno según el osteópata, ¡¡¡¡buenísimo!!!


Hice la foto de la faja y la Anne Igartibury que os había prometido. Opinad vosotros mismos...


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada