divendres, 24 de febrer de 2012

ES LA ILUSIÓN DE TODOS LOS DÍAS


Este post va dedicado a la mujer más jugadora que he conocido nunca, mi abuela.

El calendario de hoy es en el "Café del Centre", hoy tocaba visita a Claudio.
Cada vez que veo esta mesa me imagino el café en sus orígenes, ¡empezó como casino!
La imagen es de un casino de época, la mesa tiene un tapete verde, llena de intelectuales mezclados con gente de la noche, todos con sombrero, fumando grandes puros y alguna chica de esas que llamaban golfillas, que no van al cielo, pero sí al "Café del Centre" cuando era casino.
Una chica guapísima está junto a la columna, su mirada está fija en las cartas de los jugadores, fuma uno es esos cigarrillos con boquilla interminable...ohhhhhh que chulo debía ser!!!
Si la mesa hablase...

Mi abuela era una crack de la Once, yo creo que algún ciego ha vivido gracias a ella. Cuando nos metíamos con ella siempre decía que hacía una obra social. Cuando estábamos en Can Bou (que no hay tiendas, ni casetas de la Once), encargaba décimos a media urbanización cuando iban a comprar al pueblo.
Ella siempre decía con la chispa en los ojos:
Cuando me toque...
Alguna vez le tocó algo, y así, siguió comprando. 
¡Era una crack con mucho vivido!

Mi madre no salió a ella y mi padre alguna vez compra con esa misma ilusión:


Siempre dice, algún día puede tocar, porque todos los días esta en juego (primitiva, bonoloto, euromillón...)

¡¡¡Es la ilusión de todos los días!!!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada