dissabte, 5 de gener de 2013

22 DIC


Hay días en los que no pasa nada y otros están sobresaturados de actividad, este es uno de esos días.

Por la mañana voy a comprar la comida de navidad con mi madre, disfrutando así del mercado y de su bullicio en estas fechas, cuando llegamos a casa oímos el cantineo de los niños de San Idelfonso durante el resto de la mañana, música que me recuerda al cumpleaños de mi madre y representa para mí, el inicio de la navidad, comida de aniversario en la que celebramos el de mi madre junto con el de mis sobrinas, que es al día siguiente.

Para rematar, adorno y pongo la iluminación navideña en casa de mis padres mientras toda mi familia me mira con cara de loca. Pero finalmente quedó bonito y fotogénico.

Un día  repleto del que os dejo algunas fotos.







Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada